FumetaLoco

Buscá cualquier palabra que alguna boludez sale:

Google
 

sábado, mayo 23, 2009

Un pared bien lijada, es como una birra recién abierta

Las avispas controlan el ambiente y todo se va de las manos, pero que manos tenía aquel cacique, que cocinaba hongos con sus propias manos en un revolvedor de sartén gigante. Revolvía, y revolvía el loco cacique. A las 3 horas y medias, se escuchó un eructo gigante. Todos miraron al cielo, pero el eructo provino de un alcaucil con aceite. La gente lo miraba, la tribu silvaba, y los peatones del fogón se quedaron inmóviles ante la situación. Al volante, el cacique segundo mar de agua potable, cortó el cable y todos se salvaron de la adrenalina de sentir la lija en sus paredes.

lunes, octubre 27, 2008

Para la parrilla mandale avena quaker con pollo


Está el viento y las pelusas, revoloteando, el árbolito inmovil pero sonriente ante la limpieza de sus caries. Caminando un acertijo le comentó unas palabras de aliento, mientras por el oido se calculaba los litros de avena Quaker con pollo. Más tarde vino el socorrista que doblaba vidrio molido tres veces a la semana, una a la mañana y las otras a la tarde, y no hizo mas que sacarle el vidrio al pobre arbolito. Así, su carcaza marina sanó para siempre y regresó a su antiguo hogar.

jueves, abril 24, 2008

Cucharita de helado cuando el sol en la playa

Una camioneta llena de socios vitalicios salió directamente hacia aquel torbellino de colores brillantes y guitarras de lodo hechas en cemento de liquidación. Un canillita adivinó en cartera de cotorra y se hizo sonar, sus canciones revoloteaban al sonido del pájaro, que no estaba loco, ya que todavía no había empezado. Ni bien sostuvo un fa sostenido un saxofonista acuático convulcionó a la enciclopedia al sacar del bolso una pecera, donde ubicarse y taladrar mentalmente con aquellos sonidos del mar. Sin querer el agua se esfumo al grito de "Uhhhhhhhh" por lo que dieron fin a ese número.

El corredor de bolsa liquidaba las boinas cuando el regocijo del medio ambiente era cultivar la razón, y el metabolismo claro e hipnótico de aquellos que cantaban al grito del pino pesquero. Cuando se dieron cuenta ya habían llegado. Su puerta los esperaba y no tardaron en cruzarla al instante. De repente cuando estaba por entrar el último se despedazó en vivo a una cucharita de cuarzo, las esquirlas de plástico se incrustaron levemente en el ojo derecho del hombre rompe portones.

La ambulancia llegó rápidamente, pero sus compañeros de odisea le habían arrojado helado en la cara y otro le hecho un patty de tergopor arriba para morderle las cejas. El policía los paró, y evitó que se comieran el otro brazo, por lo cual fue un héroe al salvarle uno. Lo increible era que el mismo policía comenzó a masticarlo cuando le puso las esposas antes de que le saquen la chucharita.

Parte médico entre medio, el helado quejándose ante el vendedor de recipientes con tumultosas cucharitas de colores, algunos tenían doble airbag y otros flotaban en la pecera, hasta que se cayó.

domingo, abril 20, 2008

Las dos caras de la cubierta

Estaba muy lento ese camino, por eso retrocedió unos metros y repasó aquel cartel. PARE. El hombre, comenzo a reir, reir a carcajadas. No se detuvo. Siguió su camino hacia quién sabe dónde. ¿Algún día lo volveremos a ver?. Hubo quienes mantuvieron su fé, aunque la gran mayoría sabía que jamás volvería a ser lo mismo. ¿Quién iba a igualar esa magnífica combinación?.

Meses más tarde, las mismas personas se reunieron para celebrar el día versario de aquella fugaz salida hacia el exterior. Viejas palanganas demostraban que estaba sucediendo. El viento sumergía sobre el aire con exactitud. Desde kilómetros de distancia devenía el aroma. De repente, un rayo atravezó el cielo, atrayendo a todas las miradas. Menos una.

El espectáculo lunar más grande de la historia precidiendo el otro espectáculo más grande de la historia, simplemente cuando miraron hacia atrás. La persona que no giró su torso para ver dónde todos veian, estaba allí, bebiendo relajadamente.

El público aplaudió constantemente, pero sabían, que en el fondo... jamás sería lo mismo desde que se dejó de fabricar. Y así siguieron los imitadores, capaces de reproducir a la perfección esa inexorable esencia de marquesinas.

sábado, abril 19, 2008

Humo en Buenos Aires... ¡proyecto de despenalización!


miércoles, abril 09, 2008

Cañas dulces, cañas saladas

A las palomas revoloteando en su hábitat natural, cuando guisan de repente y en su coartada, aquel puñado cuasi semi incorporado en su interior, desprende de un cubículo bien colocado en posición directa e infinita. Y cuando cae, el triste y sórdido resplandor de aquel almanaque de la gomería, cultivaron una alianza llena de escrupulosos golosos de magia y cañas de agua mineral.

martes, marzo 18, 2008

La mujer cabeza de frutilla y brazo con carburador